¿En Realidad es Necesario Comer Lento?

Desde pequeños nos insistieron que debemos comer lento pues era mejor para nuestro organismo y nuestra digestión. ¿Existe alguna base científica para esto? Acá la respuesta.

POR: LUCIANA LÓPEZ-ALBÚJAR GRANADOS

Hoy más que nunca llevamos un estilo de vida muy ajetreado, por lo que es común no tener tiempo para sentarse a comer tranquilamente y disfrutarlo. ¿Puede ser éste uno de los más grandes factores que contribuye a los altos índices de obesidad en nuestro país? ¿Qué tan cierto es eso que debemos “comer lento” para, entre otras cosas, mantener nuestro peso ideal?

Aquí te mencionamos algunas de las razones por las cuales debemos tomarnos comer lento:

1. DISFRUTAS MÁS LA COMIDA… Y COMES MEJOR

disfrutar la comida - BienNutridos.com

Cuando se come rápido no se piensa lo suficiente en que se está ingiriendo, lo que es esencial en una dieta equilibrada. Se debe comer sin grandes distracciones como lo son la televisión, la computadora o videojuegos.

Un estudio (1) menciona que no solo debemos pensar en lo que se come, sino también mirar lo que comemos.

2. COMER LENTO MEJORA TU DIGESTIÓN

mejor digestion - BienNutridos.com

La digestión comienza en la boca, por lo que es importante masticar correctamente los alimentos para realizar bien la salivación y así asegurar una buena digestión.

Sí se mastica poco y se come muy rápido, se ingiere una mayor cantidad de aire lo que puede provocar gases y dolores estomacales, además de una digestión lenta y pesada.

3. COMES MENOS

comer menos - BienNutridos.com

El cerebro se demora aproximadamente 20 minutos desde el momento que se empieza a comer, en mandar señales de saciedad. De esta manera comer despacio, le permite al cerebro mandar las señales y por lo tanto comer menos (2).

4. NO AUMENTAS DE PESO

Balanza - bajar de peso

Si se come más despacio, tendemos a comer menos y por lo tanto no se ingieren más calorías de las que se necesita. Un estudio presentado en la Asociación Norteamericana para el Estudio de la Obesidad demostró que personas con sobrepeso ingirieron menos calorías cuando disminuyeron la velocidad en la que comían, pues se sentían satisfechos antes (3).

CONCLUSIÓN

Comer rápido puede traer problemas en nuestro organismo por lo que debemos cambiar este hábito. Entre otras cosas, está clínicamente comprobado que aquellos que comen rápido tienden a sufrir mayor índice de sobrepeso. Es importante prestar atención a lo que ingerimos y masticar despacio. De esta manera nuestro cerebro pueda mandar la señal de satisfacción. Además, se puede evitar gases y problemas estomacales.

No hay que olvidar que no solo basta con masticar despacio, sino que es necesario tener una dieta equilibrada y saludable, así como realizar ejercicio.

 

Originally posted 2016-08-17 12:21:36.