Agua con Gas: ¿Buena o Mala para tu Salud?

El agua con gas es una excelente alternativa a las gaseosas. Sin embargo, ciertos expertos opinan que puede ser perjudicial para la salud. En este artículo presentamos un informe detallado de los efectos del agua con gas.

POR: JUAN CARLOS ULUJANOV DE LA CRUZ

Si es que consumes agua mineral, te has preguntado si es que existe alguna diferencia con el agua convencional. En principio, sí: el agua con gas contiene dióxido de carbono bajo presión; y, en la mayoría de casos, sal es añadida para mejorar el sabor.

Pero ¿cuál es su efecto en nuestro organismo? A continuación respondemos tu pregunta:

¿CÓMO NOS AFECTA SU ACIDEZ?

El pH del agua con gas oscila entre 3 y 4, lo que significa que es ligeramente ácida. El dióxido de carbono y el agua reaccionan químicamente para producir ácido carbónico, un ácido débil que desencadena la sensación de ardor que sentimos cada vez que la tomamos. Sin embargo, tomarla no influye en nuestros niveles de acidez pues los riñones y los pulmones eliminan el exceso de dióxido de carbono.

¿AFECTA A NUESTROS DIENTES?

Si bien nuestro esmalte dental se expone directamente al ácido carbónico. Un estudio demostró que el agua con gas daña el esmalte dental sólo un poco más que el agua sin gas. Por otro lado, su efecto era 100 veces menos perjudicial que un refresco azucarado.

dientes - BienNutridos.com

En otras palabras, tenemos más que preocuparnos por las gaseosas azucaradas que por el agua con gas.

¿INFLUYE EN NUESTRA DIGESTIÓN?

El agua carbonatada puede beneficiar la salud digestiva de varias maneras.

  • Mejora la capacidad de deglución:  En un estudio, el consumo de agua con gas estuvo asociada con una mejor capacidad de engullir.
  • Aumenta la sensación de saciedad: Además de ayudarte a sentirte lleno durante más tiempo, el gua con gas hace que los alimentos permanezcan más tiempo en la primera parte del estómago, lo que puede provocar una sensación de saciedad.
  • Alivia el estreñimiento: En un estudio, la frecuencia de movimiento en el intestino medio se duplicó en las personas que consumieron agua con gas.
  • Puede Aliviar el dolor de estómago: Un estudio los participantes que bebieron agua con gas durante dos semanas tuvieron mejoras significativas en los síntomas digestivos, estreñimiento y de su vesícula biliar.
¿AFECTA A NUESTROS HUESOS?

Su alto contenido de acídico y fosfórico hace suponer que afecte negativamente la retención de calcio. Todo lo contrario, un estudio de más de 2.500 personas sugiere que beber agua con gas no tiene ningún efecto negativo en nuestra densidad ósea, mas si el consumo de gaseosas. Es más, otro estudio enfocado en  mujeres posmenopáusicas concluyó que beber agua con gas contribuía a una mejor retención de calcio, sin influir en nuestra salud ósea.

¿INFLUYE EN NUESTRO CORAZÓN?

Un estudio presentó una disminución en el colesterol LDL (el “colesterol malo”), marcadores inflamatorios y de azúcar en la sangre para personas que consumían agua con gas. A su vez, éstas también tuvieron un aumento en el colesterol HDL (el “bueno”) de colesterol.

El riesgo estimado de desarrollar enfermedades del corazón también se redujo en un 35% para quienes consumen agua con gas.

Conclusión: Agua carbonatada puede tener efectos beneficiosos sobre el colesterol, la inflamación y el azúcar en la sangre. Sin embargo, esto debe ser estudiado mucho más.

EN CONCLUSIÓN

Haciendo un balance basado en estudios científicos, concluimos que el agua con gas puede ser beneficiosa para nuestra salud. A su vez, puede ser una buena aliada en nuestra lucha por dejar de tomar gaseosas azucaradas.

Originally posted 2016-06-23 16:18:24.

Un Comentario
  1. Desirée 12 julio, 2016